El Procurador en el sistema judicial: Qué es y cuáles son sus funciones

Autor: Dudatis.com

El Procurador en el sistema judicial: Qué es y cuáles son sus funciones

En el sistema judicial, la figura del procurador es complementaria a la del abogado. Aunque existen opiniones que consideran que el procurador podría ser eliminado, es importante entender qué y quién es cada uno de ellos para comprender su importancia en los procedimientos judiciales.

Procurador: Qué es

El procurador de los tribunales es un licenciado en derecho que debe estar inscrito en el Colegio de Procuradores. Su función principal es la representación procesal de las partes en juzgados y tribunales. Actúa como un canal de comunicación entre el tribunal y su cliente, facilitando el desarrollo del proceso.

Procurador: su misión

El procurador tiene como misión principal la representación técnica de los ciudadanos que son parte en los procedimientos judiciales. Colabora con los órganos jurisdiccionales y defiende los intereses de su representado. Además, agiliza los distintos procesos judiciales al realizar trámites como notificaciones, emplazamientos y abonar los gastos del proceso.

Procurador: sus funciones

Entre las funciones que ostenta el procurador en los procedimientos judiciales se encuentran:

  • Representar a los litigantes ante tribunales y juzgados durante todo el proceso.
  • Tramitar distintos oficios liberados por el órgano judicial competente.
  • Tramitar mandamientos del juzgado dirigidos a registros de la propiedad, mercantiles, notarios, entre otros.
  • Tramitar exhortos dirigidos a otros órganos judiciales.
  • Publicar anuncios oficiales y edictos en el Boletín Oficial del Estado (BOE) o boletines oficiales de la Comunidad Autónoma.
  • Gestionar y pagar las tasas judiciales y los depósitos necesarios para interponer recursos.
  • Presentar los escritos redactados por el abogado en el proceso.
  • Transmitir documentación, antecedentes e instrucciones al abogado.
  • Defender los intereses de su cliente y mantenerlo informado del estado del proceso.
  • Trasladar escritos de su cliente a las demás partes para agilizar el proceso.
  • Entregar el expediente al abogado que asuma la defensa en caso de cese del abogado original.
  • Comunicar al tribunal o juzgado si no puede cumplir alguna de las actuaciones.
  • Recepcionar y firmar emplazamientos, citaciones, requerimientos y notificaciones, incluyendo las sentencias.
  • Realizar el cómputo de plazos y vencimientos y recordar al abogado las fechas de vistas, juicios y comparecencias.

Estas son solo algunas de las funciones que desempeña el procurador en los distintos procedimientos judiciales en los que su presencia es requerida. Su labor es fundamental para asegurar un correcto desarrollo de los procesos legales y salvaguardar los intereses de las partes involucradas.

En conclusión, el procurador es un profesional necesario en nuestro sistema judicial. Su colaboración con el abogado y su experiencia en los trámites procesales agilizan los procedimientos judiciales y garantizan una representación adecuada de los ciudadanos en los tribunales.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.