Las zonas de privacidad en videovigilancia y su importancia en la protección de datos

Autor: Dudatis.com

Las zonas de privacidad en videovigilancia y su importancia en la protección de datos

Cuando hablamos de videovigilancia y protección de datos, es frecuente hacer referencia a las zonas de privacidad. Pero, ¿qué queremos decir con esto? ¿Y qué significa este concepto dentro de la videovigilancia?

¿Qué se entiende por zona de privacidad?

En relación con la normativa de protección de datos y el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen, una zona de privacidad es una localización o área en la que se presume privacidad o intimidad. Es decir, es un sitio en el que el derecho a la intimidad de las personas debe estar garantizado y protegido.

No significa necesariamente que sea un lugar privado en el sentido de ser propiedad de una persona, como su hogar, sino que es un lugar en el que las personas se sienten menos expuestas a miradas de terceros. En ese sentido, hablamos de zonas privadas o en las que se presume privacidad cuando nos referimos a vestuarios, zonas de descanso, zonas comunes, aseos, comedores, etc.

¿Qué son las zonas de privacidad en videovigilancia?

Este concepto de zona de privacidad tiene también una acepción más técnica relacionada directamente con la videovigilancia. Se trata de una opción de configuración que incorporan actualmente la mayoría de cámaras de seguridad instaladas en empresas, negocios o domicilios.

Esta opción permite configurar zonas de privacidad (también llamadas máscaras de privacidad) que bloquean un área determinada de la grabación, evitando así que se capten personas u objetos que pasen por esa zona concreta. Dependiendo del modelo de cámara, estas zonas de privacidad pueden ser formas poligonales de colores sólidos (como cuadrados negros), zonas pixeladas o difuminadas, o contornos móviles o fijos.

Independientemente de la forma que adopten, la función de la zona de privacidad es evitar que se capten y/o graben imágenes de un área determinada alcanzada por el objetivo de la cámara.

¿Por qué es necesario habilitar las zonas de privacidad en nuestras cámaras de seguridad?

Habilitar zonas de privacidad en las cámaras de seguridad es necesario porque así lo requiere la normativa de protección de datos y la Ley de Seguridad Privada.

La Ley establece que las cámaras de videovigilancia están sujetas al RGPD y la LOPDGDD. Por lo tanto, al instalar una cámara de seguridad, deberíamos evitar en todo momento captar con ella a otras personas o la vía pública. Además, tampoco se debe instalar una cámara en zonas donde se presuma intimidad o privacidad.

En algunas ocasiones, debido a la ubicación de las cámaras, es inevitable que se capten imágenes de esas zonas o áreas. Por ejemplo, una cámara que enfoca la puerta principal de un centro de trabajo puede incidentalmente captar una zona de una sala de descanso si está ubicada al lado del acceso. Para cumplir con la normativa y no vulnerar el derecho a la intimidad de las personas, existen las zonas de privacidad de las cámaras de videovigilancia.

Gracias a esta opción, se puede habilitar una zona que no será captada o grabada por el sistema de videovigilancia, preservando así la intimidad de las personas y evitando infracciones de la normativa.

La importancia de las zonas de privacidad en cámaras de seguridad

La propia AEPD, en su guía para el empleo de sistemas de videovigilancia, ya recoge la necesidad de utilizar zonas o máscaras de privacidad para evitar captar imágenes de terceras personas que pasen por delante de una cámara de seguridad que, por su ubicación, pueda captar parte de la vía pública o una zona común.

Por tanto, el uso de las zonas de privacidad en las cámaras de seguridad es crucial para cumplir con la normativa de protección de datos y evitar posibles denuncias y sanciones.

Configurar las zonas de privacidad en las cámaras de seguridad

Finalmente, habilitar una zona de privacidad en la cámara de seguridad es relativamente sencillo, ya que la mayoría de cámaras actuales cuentan con esta opción, la cual se puede configurar desde el software que acompaña a la cámara.

En resumen, las zonas de privacidad son áreas en las que se presume privacidad o intimidad y que deben ser protegidas en el ámbito de la videovigilancia y la protección de datos. Habilitar zonas de privacidad en las cámaras de seguridad es necesario para cumplir con la normativa y evitar captar imágenes de personas u objetos en áreas sensibles. Configurar estas zonas en las cámaras es una medida fundamental para proteger la privacidad de las personas y evitar problemas legales.


0 Comentarios

En Dudatis.com, nos encanta que participes y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas. Esperamos con interés tus comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.